El 19 de octubre el mundo conmemora Día Mundial del Cáncer de Seno

Con una muestra del tejido mamario afectado se puede determinar con exactitud el tipo de tumor que tiene la paciente y la reaparición de éste a 10 años. Es una prueba a la que se le denomina “medicina predictiva”

El cáncer de seno se considera una enfermedad tratable, de la cual muchas personas sobreviven y logran vivir una vida larga y activa, sin embargo para las pacientes que acaban de ser diagnosticadas siempre hay una pregunta pendiente ¿cuál es el tratamiento adecuado para mí?

A pesar del tratamiento eficaz para muchas de las pacientes con cáncer de mama en estadio temprano, esta enfermedad sigue siendo la primera causa de muerte por cáncer en mujeres en edad productiva en Colombia. Se calcula que el cáncer de mama representa el 24% por ciento de todos los cánceres en la población femenina en un año, convirtiéndolo en el tipo de cáncer que más ataca a las mujeres como número uno en incidencia.

Las edades donde se presentan los mayores porcentajes de casos son de 50 a 64 años, siendo una etapa de la vida donde las mujeres son un soporte primordial dentro de las familias, como madres y abuelas. En cuanto a la mortalidad de las mujeres adultas, el cáncer de mama tiene una tasa de mortalidad bruta de 9,3 que se ubica en segundo lugar, después del Cáncer de Cuello Uterino.

UNA PRUEBA AVALADA POR EL MUNDO ONCOLÓGICO

Este test no invasivo utiliza tecnología de avanzada para determinar en cada caso el riesgo de recurrencia en ciertos tipos de cáncer de mama y el grado de efectividad que tendría la quimioterapia u hormonoterapia para prevenir que la enfermedad regrese. La innovadora prueba diagnóstica, denominada Oncotype DX, ofrece una mayor seguridad en la elección, que a menudo se basa en una decisión conjunta entre médico y paciente, y evita que se realicen tratamientos innecesarios, lo que implica mejor calidad de vida y menos costos para el sistema de salud.

Oncotype DX se conoce como una prueba genómica: analiza grupos de genes y su nivel de actividad, lo que puede influir en el modo en que el cáncer probablemente crezca y responda al tratamiento. Una prueba genómica es distinta de una prueba genética. Una prueba genética busca mutaciones (cambios inusuales) en los genes que se heredan o pasan de una generación a la siguiente.

Esta prueba clínica utiliza una muestra del tejido mamario para analizar la actividad de 21 genes diferentes. Los genes controlan la conducta y las actividades de todas las células, incluidas las células cancerosas. Cuando las células se comportan de modo anormal, esto frecuentemente se puede rastrear hasta identificar una actividad inusual de determinados genes.

Analizar este conjunto de 21 genes puede proporcionar información específica sobre: La probabilidad de recaída del cáncer de mama, si los regímenes de quimioterapia utilizados tradicionalmente pueden ser beneficiosos o no.

Esta prueba clínica proporciona más información sobre la probabilidad o improbabilidad de recaída del cáncer de mama y también de predicción, ya que predice la probabilidad de beneficio a partir del tratamiento de quimioterapia. Los estudios han demostrado que Oncotype DX resulta útil para ambos propósitos. La Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) y la Red Nacional Integral del Cáncer (NCCN) actualmente incluyen el análisis Oncotype DX en sus pautas de tratamiento para el cáncer de mama precoz.

INTERPRETACION DE LOS RESULTADOS

Una vez finalizado el análisis Oncotype DX, el médico recibe un informe que incluye la puntuación de recurrencia. Junto con el médico pueden utilizar los siguientes rangos para interpretar los resultados:

Puntuación de recurrencia menor a 18: esto sugiere que hay poco riesgo de recurrencia. El beneficio de la quimioterapia probablemente sea menor y no justificaría los riesgos de los efectos secundarios.

Puntuación de recurrencia ente 18 y 31: este resultado sugiere que tienes un riesgo de recurrencia “intermedio”. No se ha comprobado si los beneficios de la quimioterapia justifican los riesgos de los efectos secundarios.

Puntuación de recurrencia mayor a 31: hay un alto riesgo de recurrencia y los beneficios de la quimioterapia probablemente superen los riesgos de los efectos secundarios.

¿Y LA QUIMIOTERAPIA QUÉ?

Los estudios han demostrado que la quimioterapia ofrece un beneficio agregado únicamente para una pequeña fracción de las personas diagnosticadas con cáncer ER+ con ganglios negativos en estadio temprano (estadio I o II) y que reciben hormonoterapia.

El análisis Oncotype DX puede ser de ayuda para que la paciente y su médico determinen si el cáncer tiene o no probabilidades de ser recurrente o de responder bien a la quimioterapia.

El médico Guillermo Ramírez del centro del Centro de Investigaciones Oncológicas dice que este test evita que se sobre trate a la paciente con una quimioterapia innecesaria, que tiene entre otras cosas, efectos adversos y un aumento en los gastos de tratamiento. Por lo general, la quimio terapia es una situación que traumatiza a la paciente, porque la mayoría altera el aspecto físico: caída de cabello (alopecia) que a veces resulta más angustiante para la paciente que la cicatriz que queda en la mama tras la cirugía. Otros efectos son anemia (bajan los glóbulos rojos), neutropenia (bajan los glóbulos blancos), llagas en la boca (mucositis), cansancio y decaimiento en los primeros días.

¿CÓMO FUNCIONA ESTA PRUEBA?

Tiene un impacto significativo en las decisiones sobre el tratamiento de mujeres operadas de cáncer de mama en estadios tempranos.

El test de diagnóstico Oncotype DX es un firme paso adelante para personalizar la terapia para pacientes con cáncer de mama ya que cuantifica la probabilidad de recaída del tumor a diez años y la probabilidad de que la paciente se beneficie del tratamiento con quimioterapia.

Este test evalúa la expresión de 21 genes de un tumor individual de cáncer de mama y ha sido solicitado por unos 10.000 médicos de 60 países.

¿ANTES DE ESTA PRUEBA CLÍCINA QUÉ PASABA?

Antes de Oncotype DX, las pacientes con cáncer de mama que eran diagnosticadas en etapas tempranas, recibían tratamientos similares, la mayoría con quimioterapia. “Hoy gracias a los resultados de la prueba, los médicos cambiaron de decisión en el tratamiento personalizado en 37%, según estudios internacionales, de las cuales 33% obtuvo recurrencia y fue tratado sólo con hormonoterapia, 4% confirmó la utilidad de la quimioterapia.

.

Fuente: http://www.eluniversal.com.co/salud/el-19-de-octubre-el-mundo-conmemora-dia-mundial-del-cancer-de-seno-137801